BH7_8503

Ramiro Galarza, propietario del equipo Galarza Racing, confirmó que ya se hicieron las primeras evaluaciones sobre la Dodge que usó Cristian Di Scala el pasado fin de semana en La Pampa con el TC Pista, y en principio el auto se salvaría y podría estar para las próximas carreras.
«Ya esta todo el auto desarmado y empezamos a trabajar y reparar. Fue un golpe durísimo, pero por suerte el piloto no sufrió ningún raspón y eso es lo mas importante. Cuando lo vi por tele pensamos que la Dodge no servía mas, pero desarmamos el auto y su centro, es decir el corazón, no se movió nada, y el auto se salva. Lo que se arranca es la suspensión delantera y fue el fusible para amortiguar y que no se termine de romper todo. Cortaremos y haremos todo nuevo desde el torpedo para adelante y también reemplazaremos el techo. Atrás se rompieron los anclajes que también tendremos que hacer a nuevo, y elementos como el tanque de nafta que voló mas de cien metros por la magnitud del golpe», sostuvo Galarza.
Ahora, habrá que ver si se puede llegar con la reparación del auto para ponerlo en pista en Concordia. Sino, Galarza tiene «Plan B». «En mi caso tengo otra Dodge lista y pediremos autorización a la ACTC para ir con la otra en el caso de no llegar con los tiempos, y reparar con tranquilidad la que se golpeó. Dependerá de los tiempos que tengamos ahora que empecemos a reparar», cerró Galarza.

Compartir