ortiz

Lleva el moño en el corazón pero a partir de la próxima fecha de TC Pista, Aldo Ortiz podrá ostentar su fanatismo por Chevrolet a bordo de la unidad del GF Team que conducirá en el autódromo Hermanos Emiliozzi de Olavarría.
“Llegamos a un acuerdo con Gardelito Fernández y voy a manejar la Chevy que dejó Emmanuel Tufaro”, adelantó Ortiz y remarcó: “Soy hincha de la marca, así que me entusiasma mucho esta posibilidad que encontramos para volver a correr con Chevrolet y con un auto que creo, es muy bueno”.
Tal vez cuando se suba a la butaca, Aldo recuerde aquellas vacaciones con su papá en un Chevrolet o el primer auto que compró. O tal vez, se le venga a la mente su debut en las picadas cuando aceleró por primera vez un auto.
Chevrolet está en la vida de Ortiz y ahora más que nunca porque podrá lucirse en la telonera con esa insignia que siempre soñó. “Siempre quise correr con la marca pero por distintas cuestiones presupuestarias no podía hacerlo y tenía que adaptarme a los autos que podía alcanzar Ahora me voy a dar el gusto”, afirmó.
Por otro lado, recordó: “Estoy muy agradecido al Alifraco Sport con quienes compartí muchos años y son grandes amigos pero sentimos que era momento de emprender un cambio. No estábamos funcionando bien y en esta categoría, que es tremendamente competitiva, no podemos darnos el gusto de perder nada”.
“Gracias a Alifraco estoy en TC Pista porque tuvimos una excelente campaña el año pasado en TC Mouras y estaré siempre agradecido a ellos pero ahora comienza una nueva etapa y estoy muy entusiasmado”, destacó el piloto de Lomas de Zamora, que intentará aprovechar la llegada a un autódromo que conoce: el Hermanos Emiliozzi de Olavarría.

N.B

Compartir