Rio_Cuarto

El Autódromo de Río Cuarto irá a remate por dos juicios contra los responsables del predio, quienes están acusados de librar cheques sin fondo para abonar obras de pavimentación. Dos sentencias de juzgados civiles avalan el reclamo de una empresa pavimentadora San Ignacio de Loyola, con sede en Villa Mercedes.
El doctor Omar López de Alda, asesor letrado de la firma, confirmó a TD Digital que los fallos quedaron firmes y ya no pueden ser apelados. Agregó que, “de no mediar ningún inconveniente, en agosto se realizaría el remate”.
El primer fallo surge del Juzgado Civil de Segunda Nominación, a cargo de la jueza Fernanda Betancourt, quien avanzó por un reclamo de 260 mil pesos. En este caso, se designó a la martillera Cristina Borges para iniciar el proceso de remate.
En la segunda sentencia intervino el juez en lo Civil de Primera Nominación, José Peralta, y el monto en litigio es de 456 mil pesos. “Ya no hay márgen de apelación, son sentencias firmes. El inmueble del autódromo tiene un valor de mercado que supera ampliamente el monto en discusión por lo que se estima que se cubrirán ambas sentencias”, subrayó.
La Comisión Directiva habría librado los cheques sin fondo para abonarle a la empresa San Ignacio de Loyola de Villa Mercedes las obras de pavimentación realizadas en el 2012. Los trabajos fueron fuertemente cuestionados porque la carpeta comenzó a deteriorarse al poco tiempo y la ciudad perdió la plaza de Turismo Carretera.
Sin embargo, López de Alda señaló que “en este juicio nunca estuvo en discusión la calidad del pavimento ó las condiciones de pavimentación, lo que se debate es el pago con cheques sin fondo”.

Fuente: www.telediariodigital.net

Compartir