hamilton73

Los actuales Campeones del Mundo llegan a Melbourne para enfrentarse a la primera prueba del Mundial de 2015. Tras un invierno complicado, con dificultades en el motor y el chasis, los de Brackley arrancaron y despuntaron en los test, muestra patente de que se espera de ellos que luchen desde la primera carrera por el título. No obstante, solamente los resultados en Australia serán los que dicten la nueva jerarquía de una temporada que, a priori, se presenta más reñida que su predecesora.

«En este momento del año no sabes realmente cómo sentirte como piloto. Estás impaciente por regresar a competir pero, al mismo tiempo, nunca sabes lo que deparará la temporada. Los test te aportan una idea básica sobre si el coche se comporta bien o no pero, más allá de eso, todo el mundo quiere ganar. El equipo ha estado trabajando increíblemente duro durante el invierno, y fue genial ver a todos en la fábrica antes de ir a Melbourne. Estoy muy agradecido por todo lo que han hecho y quiero demostrárselo de la mejor forma que pueda en la pista. Tuvimos una gran temporada el año pasado como equipo y, evidentemente, a todos nos gustaría repetirla, pero los demás no dejarán de venir a por nosotros. Estoy seguro de que la competición será reñida y deberíamos de tener competiciones emocionantes con muchas peleas por posición, algo que es genial porque es lo que me gusta hacer y es lo que los aficionados prefieren ver. Hay muy buenos pilotos y todos ellos quieren ganar. Me siento fresco, en forma, relajado, positivo y preparado. Como piloto, te haces más fuerte con cada temporada, así que mi plan es hacerlo mejor que el año pasado», sentenció Lewis Hamilton.

M.M.

Compartir