hamilt_Rosb

Hamilton: «No hay que hablar con Rosberg, ya no somos niños»

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) aseguró que no siente una presión especial por afrontar el último Gran Premio de la temporada, el de Abu Dhabi este fin de semana, como líder y favorito a lograr el título mundial, como ya hizo en 2008, aunque para ello deberá ganarle a su compañero de equipo Nico Rosberg, único aspirante a arrebatarle el liderazgo y el campeonato.
«Siempre llego al fin de semana con ganas de ganar. Respecto a la presión,tuve muchas experiencias durante muchas carreras en 20 años de competición y todo eso ya me preparó para un momento como este. No hay una receta especial», aseguró el británico en conferencia de prensa.
Hamilton, ganador en 2008 en su segundo año en la Fórmula 1 con McLaren-Mercedes, busca seis años después repetir aquella gesta, y afronta esta oportunidad con 17 puntos de ventaja sobre Rosberg -hay 50 en juego, no 25, por ser última carrera-, y en un circuito de su agrado.
«Aquí tenemos un buen clima, la pista está fantástica, así que todo pinta bien. Seguro que tienen aspectos positivos mis buenos resultados históricos en Abu Dhabi. Es un circuito que siempre se adaptó bien a mi estilo de manejo y trataré de emplear todo eso a mi favor», celebró.
Preguntado por la rivalidad con Rosberg, aseguró que ambos saben que deben luchar en la pista con juego limpio. «No hace falta que hablemos antes de la carrera, es algo que ya hablamos al principio de temporada y que revisamos después de lo que pasó en Bélgica. No somos niños, sabemos lo que está bien y lo que está mal», esgrimió sobre el juego limpio con su compañero y aspirante al título.
«Es bastante similar a la época de los karts, en aquella edad era tan intenso como ahora, para mi cambió nada», se sinceró un Hamilton que ya se disputó títulos con Rosberg cuando ambos eran adolescentes

Rosberg: «Hamilton tiene todo que perder, yo que ganar»

El alemán Nico Rosberg espera que la presión afecte el domingo al británico Lewis Hamilton en la última carrera del campeonato del mundo de Fórmula 1, el Gran Premio de Abu Dabi, donde los dos pilotos de Mercedes se juegan el título.
«El tiene todo a perder, yo tengo todo a ganar», dijo hoy el piloto alemán de 29 años en vísperas de la gran final del campeonato. Rosberg se ubica a 17 puntos de su compañero de equipo en las «flechas de plata».
Pero como en Abu Dabi se concede el doble número de puntos, el alemán sería campeón del mundo si gana la carrera y Halmiton no llega al tercer puesto mínimamente. «En mi carrera eso sería por supuesto el punto culminante, una sensación verdaderamente fantástica», dijo Rosberg.