verstappen38

Después de probar un auto de F1 por primera vez hace algunas semanas durante un evento promocional en el Show Run de Róterdam, Max Verstappen completó su primer a bordo de un F1 este miércoles. El joven holandés de 16 años, que estará junto a Daniil Kvyat en Toro Rosso a partir de 2015, condujo el STR7 de 2012 en el circuito Adria International Raceway, situado a unas dos horas de distancia de la fábrica de Faenza.
El circuito estuvo algo sucio por la mañana ante la lluvia que cayó la noche anterior, y las primeras vueltas de Verstappen se completaron con el compuesto intermedio, pero las condiciones mejoraron lo suficiente para poner el neumático para piso seco más tarde. El holandés hizo una mezcla de tandas cortas y largas, así como probó otros rasgos de un fin de semana de competición, como paradas en boxes o salidas. Al final del día, Verstappen acumuló 148 vueltas y alcanzó casi los 400 kilómetros superados.

Max Verstappen: «Tenía muchas ganas de conducir mi primer auto de F1 en un circuito adecuado, y lo disfruté mucho. Fue una buena oportunidad para trabajar con Xevi, que será mi ingeniero de carrera el año que viene, así como para tener la oportunidad de acostumbrarme a todos los botones del volante. Creo que fue bueno y estoy impaciente por volver a subirme a un F1 lo antes posible».

Steve Nielsen, director deportivo del equipo Toro Rosso:
«En su primer test real con un F1, Max ha realizado un trabajo muy positivo y dio la impresión de que ha estado conduciendo un F1 durante bastante tiempo; no ha sido como el primer día de cualquiera en un F1. No cometió ni un solo error en todo el día, pareció seguro y, una vez que se le decía algo, lo recordaba. En general, superó muy bien su primer test»

G.S.

Compartir