vettelted

El equipo Red Bull está preocupado con los problemas de rendimiento de su piloto, Sebastian Vettel en la pasada carrera del GP de Bélgica. Por ello, y para descartar que el motivo esté en el auto, el alemán estará con un nuevo chasis en el próximo GP de Italia en Monza.
El tetracampeón mundial sufrió en la pasada carrera la falta de rendimiento, cuya causa el equipo todavía no pudo encontrar. Christian Horner opina que el estado de forma de Vettel al bajarse fue tan inusual, que la causa debió ser algo roto en el coche.
«Muchas cosas fueron mal, incluso este fin de semana, con un fallo en la bujía el viernes que le costó mucho tiempo», explicó Horner tras la carrera. «Tenemos que comprobar si algo se rompió en el coche. Lo que vimos fue extremadamente inusual».
Aunque el equipo está investigando qué pasó en el RB9 de Vettel durante la carrera para provocar un rendimiento tan bajo, prefieren cubrirse las espaldas de cara a la próxima cita en Monza, por lo que le proveerán con un nuevo chasis para evitar dudas.
Con ésta será la segunda vez que Vettel cambia de monoplaza en lo que llevamos de temporada 2014. De hecho, la situación fue la misma en el pasado Gran Premio de España, cuando el alemán tuvo que cambiar de auto por razones que el equipo no pudo explicar.
Por otro lado, Vettel tendrá un nuevo ingeniero de carrera a partir de la próxima temporada, después de que Guillaume Rocquelin fuera ascendido por Red Bull al puesto de jefe de ingeniería de carrera.
Según señaló Red Bull en un comunicado, el italiano Gianpiero Lambiase trabajará con Vettel a partir de 2015 como ingeniero de carrera. Actualmente está en las filas de Force India.
Roquelin, de 44 años y conocido en el paddock como ‘Rocky’, estuvo al lado de Vettel en los cuatro años en los que el alemán ganó cuatro Mundiales consecutivos (2010-2013).

Compartir