AP 16

Contundente. Así se hace sentir la frase que sostuvo Álvaro Perlo pensando en lo que será este fin de semana la 9na fecha del TC Mouras, a disputarse en el autódromo “Roberto Mouras” de la ciudad de La Plata en el circuito con chicana.
El de Pilar irá en búsqueda de un gran resultado que le permita seguir con vida para tratar de meterse entre los doce mejores del campeonato.
Muchos han sido los trabajos de cara a esta nueva cita en el trazado de 4400 metros de extensión. En principio, se reparó todo lo que fue la parte de torpedo y lateral izquierdo que había sufrido el principio de incendio en la pasada fecha de Concepción del Uruguay tras la rotura del motor que complicó un fin de semana que pintaba excelente. Luego, se procedió a pintar la parte reparada, para hacer un repaso de estructura, control y reemplazo de distintos elementos, y también varios cambios en el sistema de frenos que irá todo nuevo a partir de esta competencia. Con todo listo, el equipo Perlo Motorsports partirá hoy jueves del taller modelo construido en la ciudad de Pilar hacia La Plata, para ya instalarse y dejar todo preparado de cara al inicio de la actividad.
“Se trabajó mucho para llegar en las mejores condiciones, motivados por el gran funcionamiento que viene mostrando el auto, y los buenos resultados parciales que ya venimos teniendo con el equipo. Se reparó toda la parte que había tenido el principio de incencio e hicimos un repaso íntegro en la estructura, cambiando distintos elementos y el sistema de frenos que irá todo nuevo. Por otro lado, iremos con un nuevo motor preparado por Claudio Garófalo que ha funcionado muy bien en el banco de pruebas, por lo cual tenemos grandes expectativas para el fin de semana, en el cual vamos a buscar el podio. Sabemos del potencial de nuestra Dodge, sólo falta poder redondear el fin de semana completo, y ese sin dudas es el principal objetivo para sumar puntos importantes e ir a la última de la Etapa Regular en Olavarría con chances de ingresar en los doce mejores”, sostuvo Álvaro, mientras observaba los trabajos finales en la Dodge.

 

G.S.

Compartir