mercFRIC

La hegemonía de Mercedes en este Mundial de Fórmula 1 acaba de sufrir un golpe de efecto por parte de la FIA, que finalmente prohibirá el sistema de suspensión FRIC (Front Rear Interconnected Suspension), desde Hockenheim en adelante, ya que finalmente las escuderías no se lograron poner de acuerdo en forma unánime para poder aplazar su prohibición hasta 2015, principalmente por la influencia de los equipos pequeños que tienen el sistema menos desarrollados. Aun así, las escuderías pueden decidir montar en sus monoplazas el sistema FRIC o no, arriesgándose a una posible sanción por parte de los comisarios. En el GP de Alemania, se abre la ventana para posibles protestas contra aquellos equipos que quieran arriesgarse y utilizar dicha suspensión.
El FRIC es un sistema hidráulico que conecta los cuatro brazos de la suspensión del monoplaza entre sí, consiguiendo estabilizar el conjunto en curvas o frenadas, donde se soportan mayores inercias. Según el delegado técnico de la FIA, Charlie Whiting, este sistema estaría violando el artículo 3.15 del reglamento, que se refiere a dispositivos aerodinámicos móviles y prohíbe cualquier parte del coche que pueda influir en la aerodinámica y no esté “rígidamente fijo a la parte totalmente suspendida del vehículo”.
El hecho de su prohibición haría desaparecer no sólo el beneficio aerodinámico sino que también incidiría notablemente en el rendimiento de los neumáticos. Esta situación haría perder a Mercedes una cierta ventaja, ya que disfrutan de un sistema mucho más desarrollado y perfeccionado que el resto de sus rivales.
Red Bull sería la siguiente más perjudicada y otros equipos que no tienen el sistema tan desarrollado, como es el caso de Ferrari o McLaren, podrían acercarse algo a sus máximos contrincantes. Por el momento, McLaren ya confirmó de manera oficial que no montará este sistema en Hockenheim, y todo hace indicar que seguirán Mercedes también tomará la decisión.

RED BULL CONFIRMÓ QUE NO LO USARÁ

Justamente a McLaren, Force India y Marussia, formaciones que ya confirmaron su intención de no montar dicho sistema en las próximas citas, se ha unido Red Bull.
La escudería austríaca, aún campeona del mundo, ya hizo oficial que el RB10 no contará en su interior con el conector de las suspensiones delantera y trasera. Los de la bebida energética se han visto empujados a ello después de que no se alcanzara la unanimidad entre los equipos del mundial para forjar un acuerdo que retrasase la prohibición del FRIC hasta el próximo año.