formula-one-racing-sebastian-vettel-red-bull-day-two-jerez_3074470

Una de las asociaciones que más está dando que hablar en esta primera parte de la temporada es la de Red Bull-Renault. El motivo por el que la escudería y el proveedor de motores han levantado tantos comentarios es evidente: el bajo rendimiento mostrado por el monoplaza debido a los problemas con el motor en los primeros entrenamientos de Jerez.
Debido a estos problemas, incluso se ha comenzado a hablar de división entre las dos partes, algo que por el momento parece ser una posibilidad muy lejana. Así lo ha comentado el asesor de Red Bull, Helmut Marko, al diario Sport Bild, donde negó los crecientes rumores de división aunque aseguró también que los buenos resultados son la base de la unión: «Tenemos un contrato a largo plazo con Renault que está, por supuesto, ligado a nuestros resultados en la pista», comentó el austríaco.
Pese a los evidentes problemas, Marko está dispuesto a enfrentarlos junto a la marca francesa y continuó afirmando: «Sin embargo, no vamos a entrar en pánico y estamos haciendo un esfuerzo conjunto para resolver los problemas».
Aunque la preocupación existe tanto en Red Bull como en Renault, la unión y la estabilidad parecen, por el momento, la mejor manera de afrontar los problemas.

Newey asume problemas también

Por otro lado, a los problemas con el motor de Renault se sumaron otros propios de la escudería. Así, Adrian Newey, el director técnico de Red Bull, confirmó que el principal problema que tuvieron en el equipo era el calor producido por la salida de los gases, que incendiaba la carrocería:
«Lo que nos detuvo en Jerez, por nuestra parte en comparación con el equipo de Renault, fue un problema en el que los gases del escape incendiaban la carrocería», dijo el británico a Autosport en la Cena Anual de Automovilismo en el RAC. «Es un problema que espero que podamos solucionar para Bahréin. Fue realmente una falta de tiempo (lo que causó el problema)».
Para Newey la solución hubiera sido fácil: utilizar el banco de pruebas. Pero también afirmó que tanto en Renault como en el equipo han estado en contra de su uso: «Era algo que podríamos haber comprobado en el banco de pruebas si hubiéramos tenido todo junto antes. Pero Renault estuvo en contra del uso del banco del pruebas, nosotros también hemos estado en contra de él haciendo las partes a tiempo. Así que creo que si hubiera sido un par de semanas antes todo eso podría haberse hecho en privado en el banco de pruebas. Pero, por desgracia fue hecho en público», finalizó.

Compartir