bernie

El dueño de los derechos comerciales de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, va directo contra lo que se está viendo en estos primeros test de Jerez. «Es una farsa total», dice en Daily Mail, en referencia a lo que ofrecen los nuevos autos.
Bernie echa la culpa a la FIA y los equipos por la implementación de su motores 1.6 Turbio híbridos, que en su opinión tienen que ver más con otras categorías. «Dije que esto iba a suceder. Ellos (FIA y equipos) insistieron en implantar estos nuevos motores. Si querían correr así deberían irse a Le Mans», dice el jefe de la FOM que explota comercialmente este espectáculo deportivo.
Ecclestone se revuelve cuando piensa que las marcas han impuesto unos motores de bajo consumo para promocionar sus coches de calle, algo que tiene poco que ver con la competición. «Mercedes se lleva consigo 23 camiones a todas partes. Si de verdad quisieran ahorrar combustible deberían parar eso», dice respecto a la supuesta ecología de esta nueva F1.
Las carreras nocturnas tampoco ayudan. Sólo en iluminar el circuito de Singapur con monstruosos generadores eléctricos, que funcionan día y noche durante seis días, se consume más gasoil que lo que se consume en pista en varios años. Pero el briténico sigue promocionándolas
Bernie parece más enfadado por la ausencia de sonido asociable a la F1, alqo que puede repercutir de forma negativa en las audiencias: «La gente quiere ruido, algo especial, de eso trata la F1. Ahora tenemos motores silenciosos y a nadie en la pista», arremete de forma severa.

Compartir