LOIACONO

Rubén Loiacono tuvo una corta participación en esta temporada pero no por eso deja de ser destacada, ya que con el VW Gol que alista el equipo Febase Performance ha logrado mezclarse entre los diez mejores en entrenamientos y clasificaciones, aunque sin poder redondear el resultado y plasmar así en pista el gran trabajo del conjunto que lo asiste.
El piloto capitalino cerrará la temporada con el auto actual y buscando el mejor resultado, apuntando todo al proyecto que comienza con un nuevo modelo que será inédito en la categoría y que le demandará un tiempo de desarrollo. Se trata del nuevo Chevrolet Onix, auto que se encuentra en etapa de construcción y con el que iniciará una nueva era dentro de la clase mayor.
«Hemos tenido un buen funcionamiento en el auto y logramos cumplir con las expectativas de lo que nos propusimos dentro de una categoría tan competitiva como ésta. Tuvimos buenos parciales y fuimos protagonistas en entrenamientos y clasificaciones pero sin poder redondear el resultado final, aunque eso no quita que estemos conformes con el trabajo realizado por el equipo. Ahora vamos por una buena carrera que nos permita despedir bien el año y empezar a trabajar de lleno en el nuevo proyecto» señaló Rubén al respecto.
Compenetrado en su nuevo emprendimiento agregó: «Por cuestiones comerciales comenzamos la construcción de un Chevrolet Onix, auto que es completamente nuevo para la categoría y en el que tenemos muy buenas expectativas porque tiene todo por descubrir. es una apuesta fuerte donde podemos funcionar bien de entrada o podemos tardar por una cuestión lógica de desarrollo. De todas maneras confiamos en el trabajo del equipo y en lograr el funcionamiento esperado» cerró quien se ubica en el puesto 40 del campeonato de la clase mayor con 10,5 unidades sumadas.

Compartir