redbull9

Red Bull no se conforma con dominar la F-1 con tiranía desde 2010 ganando todos los títulos de pilotos y constructores, arrasando en las sesiones de calificación y dominando en casi todos los circuitos del planeta. Además, la escudería de Dietrich Mateschitz también es la primera en récords menos trascendentales para el Mundial, pero que en momentos determinados marcan ganar o perder una posición en la pista.
En el GP de EE UU, el equipo austriaco batió el récord de la competición en velocidad en un ‘pit stop’: 1.923 segundos en sustituir en la vuelta 28 las cuatro ruedas del monoplaza de Mark Webber.
Desde que McLaren anuncuió a bombo y platillo que en el GP de Alemania de 2012 tardaron 2.31 en la parada de Jenson Button, en Red Bull se tomaron muy en serio bajar ese tiempo. En el pasado GP de Malaisia, ya lo hicieron dejándolo en 2.05 que tardaron en el ‘pit stop’ de Webber y en Austin han rebajado la increíble cifra de dos segundos. También en eso son los mejores actualmente.

Compartir