canadamu.jpg

Los organizadores del Gran Premio de Canadá fueron considerados responsables de todos los errores que causaron la muerte al comisario Mark Robinson poco después de terminar la carrera de este año.
Después del accidente de Esteban Guitérrez, Robinson estaba colaborando en el transporte del Sauber hacia el pit-lane cuando tropezó y fue atropellado por las ruedas de la grúa. Después de ser llevado al hospital, el comisario de 38 años murió al no poder superar las heridas sufridas.
El CSST, el consejo de seguridad y salud del Quebec, se encargo de llevar a cabo la investigación del incidente, y pudo averiguar que la grúa circulaba a 11 km/h (6.8 mph) por encima de la velocidad, y además el monoplaza estaba siendo transportado a demasiada altura.
El consejo también determino que los comisarios de pista no deberían haber estado tan cerca de la grúa. En ese instante, Robinson y otro compañero estaban caminando delante de la misma para asegurarse que el Sauber, que estaba levantado por una cadena, que permanecía estable.
Los organizadores de la carrera, que todavía no conocen la sanción que les será impuesta, accedieron llevar a cabo una serie de mejoras en la seguridad de cara a futuros eventos, entre los cuales será evitar que los aficionados circulen por la pista después de que termine el Gran Premio.

Compartir