webber

Mark Webber recibió una sanción de diez posiciones en la grilla de salida para el Gran Premio de Corea después de que Fernando Alonso remolcó a Webber hasta la zona de boxes al final del Gran Premio, después de que el australiano abandonara en la última vuelta por un fallo en el motor. Los comisarios decidieron que Webber había infringido el Artículo 30.9(b) del reglamento deportivo, ya que «entró en la pista sin el permiso de los comisarios entre el comienzo de la vuelta de formación y el momento en el el último coche en el parque cerrado».
Debido a este motivo, Webber recibió una reprimenda, la tercera de la temporada, lo que automáticamente se transforma en una sanción de 10 posiciones para el próximo evento. Las reprimendas previas de Webber se debieron a un toque con Nico Rosberg en Baréin y a superar la velocidad con banderas amarillas en Canadá. Por su parte, Fernando Alonso también recibió una reprimenda en Singapur.

Compartir