marquezvuela

El fin de semana en Laguna Seca está siendo un festín para Marc Márquez, que dominó todas las sesiones del Gran Premio de Indianápolis y este sábado se adjudicó su cuarta pole position de la temporada. El piloto de Cervera arrasó en la lucha contra el tiempo: Su registro de 1.37.958 constituye un nuevo récord absoluto en la categoría reina en el trazado estadounidense y deja a medio segundo a sus rivales más cercanos.
El mejor esfuerzo de Jorge Lorenzo (Yamaha Factory Racing) dejó en segunda posición al campeón del mundo, a 513 milésimas del rookie de Cervera. Dani Pedrosa se quedó también a algo más de medio segundo de su compañero de equipo y mañana arrancará desde la primera línea de parrilla para intentar frenar a Márquez.
Cal Crutchlow (Monster Yamaha Tech3) encabezará la segunda línea de partida con un tiempo a sólo 17 milésimas del barcelonés. A su lado partirán un inspirado Álvaro Bautista (Go&Fun Honda Gresini), que firmó el quinto mejor tiempo, y el ídolo local Nicky Hayden (Ducati Team).
Bradley Smith (Monster Yamaha Tech3) precedió a un infortunado Stefan Bradl ( LCR Team) que se fue al suelo tanto en la FP4 como en la Q2 y se ha clasificado finalmente en 8ª posición.
Valentino Rossi (Yamaha ) no llegó a insertarse en la pelea por las primeras posiciones y deberá arrancar desde la tercera línea de grilla, que cierra con su novena posición.
Aleix Espargaró ha vivido una tarde muy complicada a causa de una caída en la sesión libre previa a la clasificación. El piloto del Power Electronics Aspar ha sufrió contusiones en ambas manos como consecuencia de ese accidente y tuvo que sobreponerse a las evidentes molestias físicas para participar en la Q1, donde se quedó a escasa milésimas de clasificarse para la Q2. Saldrá finalmente desde la 13ª posición de la parrilla.
Tampoco ha tenido mucha fortuna Héctor Barberá (Avintia Racing MotoGP), que se fue al suelo en la Q1 y sólo pudo clasificarse en la 17ª posición. Sin embargo, la peor suerte en esta jornada fue para Ben Spies. El estadounidense sufrió una caída en la sesión libre matinal y se dislocó el hombro izquierdo. Este accidente en el fin de semana en que reaparecía tras una larga convalecencia, le apartará de nuevo de la competición por un mínimo de tres semanas, según las previsiones médicas.

Compartir