nicolasrally

Ansiedad, ilusión, ganas de experimentar cosas conocidas y otras nuevas. En estos días, Nicolás Carlomagno está viviendo diferentes sensaciones. Todas causadas por algo que desde hace tiempo está esperando: su regreso como piloto al Rally Argentino. Es que el cordobés volverá a presentarse en la categoría y tendrá su estreno en la flamante Clase Junior, divisional que en el Rally de La Rioja (del 12 al 14 de julio) comenzará oficialmente con su torneo.
«Estoy con muchísimas expectativas. Vuelvo a la categoría que siempre fue mi casa; que fue mi escuela, el lugar donde crecí como piloto y donde conseguí mis dos campeonatos nacionales. Desde la temporada 2008, cuando me consagré en la N4 Light, que no corro en el Argentino», cuenta el de Mina Clavero, quien en 2007 también se quedó con el título de la monomarca Súper R.
Aunque en este 2013 el desafío será otro, ya que estará con un VW Gol Trend Junior del Boaglio Competición; auto en el que trabajan a contrarreloj para dejarlo en condiciones de cara al gran debut en los caminos. Por eso, Nico pretende ir con calma: «Primero intentaré agarrarle la mano al coche. La misión será encontrar rápidamente una buena puesta a punto. Y tendré que adaptarme nuevamente a un vehículo de tracción delantera, ya que desde el 2005, cuando fui subcampeón de la N3, que no me subo a uno de estas características. Es completamente distinto a un coche de tracción integral. Habrá que adaptarse también a la pedalera y a la caja secuencial, algo que nunca utilicé. Por eso calculo que me costará un par de carreras entrar en ritmo y estar en los tiempos de punta».
En las citas anteriores del calendario actual del Argentino, al hijo del legendario «Cheche», piloto que brillara en la época de Jorge Recalde, se lo vio en cada escenario pero como espectador. «No es lindo ver todo desde afuera del camino. Y principalmente en Tucumán, cuando vi pasar algunos autos de la Junior, me dieron muchas ganas de estar arriba, manejando uno. Sé que tendré que largar sin kilómetros de pruebas como tuvieron algunos rivales y eso será una gran desventaja, pero tengo fe en adaptarme rápido. A esta nueva divisional la noto muy bien, con pilotos competitivos y con autos lindos, fuertes y con mucha tecnología. La categoría en general evolucionó mucho en estos últimos años», agregó quien tendrá a Pedro Salamone como navegante.
Justamente ambos vienen de consagrarse en la temporada pasada en la clase mayor, la N4, del Rally Cordobés. «Decidimos disputar ese torneo para agarrar ritmo y para que los sponsors vuelvan a confiar. En 2013 encaramos este proyecto y sin dudas el año en la Junior me servirá para volver a recorrer los caminos del nacional. Soy consciente de que el Argentino es lo más competitivo que se puede elegir. Yo siempre tengo que lidiar con el tema de conseguir el presupuesto, pero el objetivo de acá al corto plazo es llegar a la Maxi Rally», afirmó Carlomagno, quien ya está listo para volver a la acción en el Argentino tras mucho tiempo de espera.

Compartir