LC 23

Ricardo Gliemmo, responsable técnico del equipo Donto Racing, dialogó hoy en Pole Position y comentó los trabajos que se realizan en su taller de Don Torcuato.
Luego del traumático fin de semana, el preparador comentó que sin dudas tiene trabajo por demás para reparar los autos que alista, y fundamentalmente se hace hoy hincapié sobre el de Mariano Altuna. «Nunca tuve tantos autos rotos, es la primera vez que tengo tanto trabajo de este tipo . Hoy se hace mayor hincapié en reparar el Chevrolet Mariano Altuna, que sufrió un gran golpe y tuvo mayo destruccion. Los demás autos que estaban en el equipo están bastante bien y ya avanzados. Tanto en el Chevrolet de Campanera como en el Torino de Pacho los daños son menores».
Luego, explicó cuales son los trabajos que se realizan en la Chevy del piloto de Lobería. «Gran parte de la jaula se esta haciendo a nueva, se está cortando lo que no sirve y reemplazando por elementos nuevos. El auto se desarmó integro, y se le sacó la chapa completa. Prácticamente estamos armando auto nuevo. Si bien los tiempos son cortos, vamos a llegar a Buenos Aires. Estamos trabajando a full para terminarlo cuanto antes. Vamos a llegar con lo justo pero vamos a llegar».
Por otro lado, confirmó que la Dodge de Spataro que asesora con el equipo WCCm estará llegando en las próximas horas al taller de Don Torcuato para comenzar con su reparación. «Ayer viajé a Balcarce y estuve viendo los autos. El Torino de Girolami se puede reparar allá, el mas complicado es la Dodge de Spataro ya que el 50 por ciento del tren delantero hay que modificarlo. El auto va a llegar al taller del Donto para comenzar a trabajar mañana sobre el mismo y así comenzar a reconstruír la parte delantera».
Los autos que sin dudas menores daños sufrieron, han sido los de Ariel Pacho y Laureano Campanera. «Los autos del Laucha y de Pacho no sufrieron daños mayores, solo chaperío y distintos elementos rotos que hay que cambiar. Hoy se inclusive se terminó para la Chevy de Laureano la parte trasera de cola que pidio la ACTC para Buenos Aires con las nuevas matrices de cola y su formato para unificar. Trabajamos sobre lo que nos pidieron y va mañana directo a pintura».
En cuanto al cambio reglamentario que se viene, Gliemmo se mostró conforme para el cierre. «Escuche los comentarios de un posible cambio y es bueno que se haya dado, una gran noticia. Estabamos un poco lejos, no mal. Nos cuesta pelear por el uno, estábamos para como venía Matías en Rafaela, pelear el cuarto o quinto lugar. En clasificaion es donde nos cuesta mas. La verdad que estábamos esperando que se venga un cambio para que podamos dar pelea. En función de lo que se trabajo en el aspecto reglamentario todo estuvo bien, las tres marcas pelearon por las carreras, solo falta el Chevrolet, que ahora si se equipara, va a poder estar peleando palmo a palmo con las otras marcas».

Compartir