gini2

Con mayor confianza y el ánimo en alza, el argentino Esteban Gini disputará este fin de semana la 4ª fecha de la Porsche Mobil1 Supercup en el mítico trazado de Nürburgring. El único representante argentino en la categoría que con este GP de Alemania llega al ecuador de su calendario, afronta un nuevo reto en el Infierno Verde, un circuito con mucha historia dentro del automovilismo mundial y con una gran hazaña dentro de la leyenda del deporte motor argentino.
A bordo de su Porsche 933 MRS GT Racing Gini realiza hasta el momento un trabajo progresivo de adaptación tanto al auto como a los circuitos, faena que viene cumpliendo con creces mientras el medio mecánico se lo permite.
En la pasada fecha el quilmeño debió luchar con un problema en el parabrisas que le impidió clasificar adelante, y tras largar desde la última fila realizaba una muy buena carrera logrando varios sobrepasos hasta que un violento golpe de un rival (apercibido posteriormente por esa maniobra) lo volvió a depositar en el último puesto desde donde tuvo que recomenzar la escalda, y pese a que el auto ya no volvió a ser competitivo pudo terminar la competencia.
Para esta fecha no hubo tiempo de lamentos. En menos de una semana hubo que dejar atrás la carrera en Silverstone y abocarse al GP alemán que se disputa en el circuito de Nürburgring, ubicado alrededor del pueblo y castillo medieval de Nürburg en las montañas Eifel, tierras emblemáticas para el deporte motor argentino donde “Tubo” Gini intentará traducir en números sus avances dentro de la categoría.
Esteban Gini: «Estoy muy ilusionado. Espero que se hayan superado los inconvenientes que presentan los autos del equipo, porque nosotros venimos creciendo mucho y sería una lástima no poder aprovecharlo. Este circuito tiene mucha historia y queremos estar a la altura de lo que eso representa para los argentinos. En lo personal estoy muy confiado. Los progresos fueron notorios desde la primera fecha hasta hoy. Sigo pecando con la ventaja que doy al desconocer el circuito contra rivales que corren todos los fines de semana en Europa. Pero eso no me detiene, me hace redoblar el esfuerzo. Ya me siento mucho más confiado y le agarré más la mano al auto. Espero tener un gran fin de semana y sentir que dejo bien parada a la historia argentina en el Infierno Verde».

Compartir