owalru

Luego del fuerte accidente sufrido en Rafaela, ya se trabaja a contrareloj para recuperar el Chevrolet de Mariano Altuna, el auto que sin dudas quedó mas destruído de los 8 partícipes en el incidente.
La unidad viajó directamente desde Rafaela hacia los talleres del Donto Racing, donde ya se está trabajando en la reconstrucción de la parte delantera y trasera de la unidad.
Una vez finalizada la competencia y ya mas tranquilo, el piloto de Lobería fue duro en su cuenta de twitter. «Lamentable fin de semana, mas cuando no se reconocen los errores y no se piensa mejor!!. Lamentable fin de semana, mas cuando no se reconocen los errores y no se piensa mejor!!. El auto esta en un 90% dañado!. Esto de hoy nos complico y mucho para poder estar presente en Bs. As. Quiero terminar agradeciendo a todas las personas y amigos que se preocuparon y estuvieron de una u otra forma en este momento!!.Gracias!», fue lo primero que dijo Altuna, quien luego ayer por la tarde sin querer hablar sobre el tema del incidente, se refirió en Pole Position por AM 650 a su estado de salud y al del auto. «Tengo un dolor fuerte en los testículos y algunos golpes del accidente, pero estoy bien. Con respecto a el auto, la celula de supervivencia se comportó en forma excelente. La Chevy está 90% destruída, se rompió la caja, la cañonera se partió en dos, y en especial también tanto toda la suspensión trasera como delantera, que no sirve mas».
Por último y ante la crítica sobre el accidente, Mariano decidió subir una foto del estado en el cual llegó su Chevy al taller del equipo Donto. «Despues dicen que fue un accidente normal de carrera!!!.Ese es mi auto!», disparó el loberense.
En el taller de Don Torcuato, el equipo de Laureano Campanera ya trabaja a destajo para recuperar la unidad, la cual estaría lista para entregar al equipo Laboritto Junior a fines de la semana. Actualmente se trabaja para reconstruír tanto la suspensión trasera como delantera, para luego volver a efectuar el trabajo de enchapado, mientras el armado del auto quedará para el equipo con base en Dolores que alista normalmente la unidad de Altuna. Con los tiempos que se manejan, se estima que se podría llegar a Buenos Aires. «Quiero agradecer al Donto Racing y en especial a Laureano Campanera ya que ni bien terminó la carrera se ofrecieron a reconstruír el auto en forma gratuita, algo que sin dudas es para destacar», cerró Altuna, quien de esta forma, se ilusiona con estar presente en Buenos Aires con la misma unidad que sufió ese golpe tan grande el fin de semana rafaelino.