audi8

La marca alemana Audi se adjudicó con el número 2 de sus R18 e-tron quattro, pilotado por el danés Tom Kristensen, el británico Allan McNish y el francés Loïc Duval, las 24 Horas de Le Mans en su 81 edición.
La segunda plaza ha sido para el Toyota TS030 Hybrid del austríaco Alexander Wurz, el francés Nicolas Lapierre y el japonés Kazuki Nakajima. El coche de Gené, el británico Oliver Jarvis y el brasileño Lucas di Grassi sufrió un pinchazo en la rueda trasera derecha que le hizo hacer un trompo en la variante ‘Dunlop’, en la séptima hora de carrera, que fue la causa de su retraso, aunque finalmente pudo remontar hasta llegar al último escalón del podio.
Los campeones del año pasado, el Audi número 1 del suizo Marcel Fässler, el alemán André Lotterer y el francés Benoît Tréluyer tuvo problemas en el motor que le obligaron a estar detenido en los garajes alrededor de 10 minutos que fueron determinantes para la quinta plaza que ocuparon finalmente.
Tras dos neutralizaciones consecutivas, la carrera se reanudó a las 9,14 horas después de una hora y siete minutos de presencia del coche de seguridad sobre el circuito.
Vale la pena recordar el accidente ocurrido en el minuto 17 de carrera, que tuvo como protagonista al danés Allan Simonsen, quien tras pisar una línea blanca en la zona de Tertre Rouge se fue contra una de las protecciones. El impacto fue violento contra la zona derecha del coche, que perdió además al alerón trasero, pero las primeras informaciones hablaban de que había salido indemne y de que estaba consciente. La carrera estuvo neutralizada durante 50 minutos, luego se reanudó sin problemas. Casi tres horas despúes se confirma el fallecimiento. Simonsen, que corría en Le Mans por séptima vez, fue llevado al centro médico en ambulancia, donde sucumbió a sus heridas.
La muerte de Simonsen es la primera en las 24 Horas de Le Mans 24 desde que Sebastien Enjolras murió en un accidente durante la precalificación de 1997. Es la primera en la carrera desde la muerte de Jo Gartner en 1986.