rally cerdeña

Tres semanas después del Acrópolis, el Campeonato del Mundo de Rally se desplaza al oeste de la isla mediterránea de Cerdeña para disputar la séptima prueba puntuable de la temporada.
Cerdeña fue la sede de la carrera italiana del WRC desde el año 2004 y el rally sigue siendo uno de los más exigentes del calendario.
Aunque los tramos de tierra de la isla son en su mayoría rápidos y estrechos, las especiales son una mezcla de zonas abiertas con grandes roderas a través de bosques con pasos de agua e impresionantes cambios de rasante.
Las pitas tienen arena, lo que significa que la capa superior se barre rápidamente dejando piedras peligrosas y abrasivas para los neumáticos. Además, las roderas aparecen en los tramos tras la primera pasada de los competidores.
El rally sufre cambios importantes para la edición de este año, siendo la más notable el cambio de fecha, pasando de octubre a junio en pleno verano. Las cuatro jornadas de competición de la temporada pasada también se han visto reducidas a tan solo dos, pero la carrera completará 304,40 kilómetros contra el tiempo repartidos en 16 tramos antes de finalizar el sábado por la noche.
Los tramos suelen tener una longitud de entre 15 y 20 kilómetros y el itinerario incluye especiales muy conocidas por todos los pilotos. La principal novedad de este año es el tramo de Gallura, que será nocturno y se disputará la noche del viernes.
El shakedown y el tramo de calificación se celebrarán el jueves por la mañana en la especial de 3,86 kilómetros de Monte Pinu, situado al oeste de la sede del rally de Olbia. Por la noche, la ciudad de Sassari, cerca de los tramos de la primera jornada, acogerá la ceremonia de salida.
El primer día, el viernes, se disputará en un periodo de 16 horas y arrancará con el tramo de Monte Lerno, que incluye el espectacular “Micky’s Jump”. La segunda especial será Castelsardo, que debutó en el itinerario la temporada pasada, y Tergu-Osilo, uno de los tramos más míticos del Rallye Costa Esmeralda de Cerdeña.
Después de una parada en la asistencia remota de Sassari, los tres tramos se volverán a disputar en un orden diferente antes de llegar a la asistencia situada en el puerto Isola Bianca de Olbia. La jornada finalizará con dos pasadas por Gallura, al noreste de la ciudad, siendo la segunda pasada de noche.
El sábado comenzará también de buena mañana y llevará a los equipos a los espectaculares pasajes forestales de las regiones de Monte Acuto y Gallura. El itinerario cuenta con los clásicos tramos de Coiluna-Loelle, Monte Olia y Terranova.
Los cuatro tramos de la mañana se repetirán por la tarde, con la penúltima especial del rally, Monti di Alá, siendo el Power Stage. La ceremonia de entrega de premios cambia Porto Cervo por el Museo Arqueológico Molo Brin de Olbia a las 19:00 horas.

Compartir