f1vettel

La tormenta que vivió el equipo Red Bull en el pasado Gran Premio de Malasia, donde Sebastian Vettel ignoró una orden de equipo y adelantó a su compañero Mark Webber para ganar la carrera, tuvo consecuencias.
El asesor de Red Bull, Helmut Marko, aseguró que a partir de ahora no volverán a usar las órdenes de equipo. «No daremos órdenes de equipo nunca más», afirmó.
El equipo austriaco pretende evitar más incidentes a lo largo de la temporada por lo que los dos pilotos de Red Bull, Sebastian Vettel y Mark Webber, serán ‘libres’ en cada gran premio.
Y es que Helmut Marko reconoció que el propietario de Red Bull, Dietrich Mateschitz, estaba muy enfadado tras lo sucedido en el circuito de Sepang.